miércoles, 13 de octubre de 2010

Enric Escudé quiere volver a la tele tras 3 años de retiro ¿voluntario? tras reconocer que tuvo problemas de anorexia y bulimia(y tras el montaje de hace dos meses para volver al candelero con su ''extraña'' boda con María Lapiedra)(y después que desde la red se rieran de la noticia tras la conocida relación ''mas que laboral'' con Jordi González).

Enric Escudé vuelve a la carga. Y nosotros que nos alegramos. Después de unos años retirado de la pequeña pantalla (por voluntad propia) regresa poniendo toda la carne en el asador. Tras una etapa de reflexión, lo suficientemente larga para saber a lo que quiere dedicar su vida, vuelve con lo que mejor se le da: ocupar la pantalla de la televisión con su naturalidad y respeto, girando la cara a aquellos (y aquellas) que quieren usar su imagen para realizar los más burdos montajes.
El presentador nos concede una sesión de fotos de lo más polifacética y sexy, como es él, en la que ha sido su casa en los últimos tres años: la sala de fiestas Studio 54 de Madrid.  
Eres modelo, presentador, colaborador, cantante... ¿cómo se consigue ser tan polifacético?
(Risas) Hay gente que podría pensar “Este chico ¿de qué va?”, porque en principio no se puede tocar tantos palos. Yo no me considero bueno en todas las facetas, tal vez en algunas más que en otras. Pero sí que es cierto que tengo muchas ganas de hacer cosas, muchas inquietudes, por eso no me gusta reprimirme. Me gusta sacarlo fuera. No todo lo hago muy bien, pero intento que sea de la mejor forma que puedo y con humildad. No me las doy de lo que no soy.
¿Y qué es lo que más te gusta?
Sin ninguna duda, la televisión.




¿Cómo has pasado tanto tiempo sin trabajar en este medio?
Llevo 3 años retirado de la televisión y me gusta puntualizar que es por voluntad propia. Empecé a los 23 años y hasta los 30 no paré. Fui enlazando de un programa a otro, sin descansar, sin vacaciones y sin respirar. Como yo no acabé la carrera de Periodismo, a nivel profesional me ha venido muy bien trabajar a marchas forzadas, sobre todo haciendo directo que es donde más se aprende. Pero a nivel mental llegas a saturarte y no sabes qué quieres hacer con tu vida. Llegó un punto que necesitaba detenerme para coger energías y encontrarme a mí mismo. Tenía que saber lo que quería hacer y también ser honesto con el público porque si tú no estás bien contigo mismo no puedes transmitir lo que a mí me gusta transmitir en televisión.
¿Y qué es lo que más te gusta transmitir?
Buen rollo, naturalidad, sinceridad...
Todo lo que no se estila en televisión...
Es cierto que cuando yo dejé la tele no se daba eso. Todo estaba muy guionizado. Yo para ser actor me dedico exclusivamente a ello pero no mezclo cosas. Si quiero ser presentador tengo que ser “Enric Escudé” y él no interpreta. A mí me gusta ser natural.
Lo eres en las distancias cortas y sorprende porque tienes otra imagen.
Sí, me lo dice mucha gente. Lo de la imagen que doy lo llevo fatal y no sé qué puedo hacer para remediarlo. Mucha gente me dice que hasta que no me conoces tienes una imagen totalmente contraria a la real. No puedo luchar contra eso. Yo también lo hago con la gente. A veces haces juicios sin conocer y no está bien. Simplemente aspiro a que, ya que la televisión de ahora es natural, poder ser yo mismo y que vean que la imagen que puedan tener de mí no es la real. No es que haya interpretado ningún personaje, pero sí que había algo de guion.

¿Es un buen momento para regresar?
Tengo previsto volver porque, en gran parte gracias a Sálvame de Telecinco, ahora se lleva la espontaneidad, el ser tú mismo. Puedes gustar o no, pero si es así... ahí has encontrado la ´piedra filosofal´. Me encantaría que me dieran la oportunidad que tuve entonces. Ahora me siento otra vez preparado y con ilusión para soportar la presión, porque no es fácil, pero del mismo modo para disfrutarlo.
Hay que decir que el tiempo que has estado apartado has aprovechado el tiempo...
Sí, soy muy inquieto. No paro.
Además de acudir a fiestas, dedicarte a la moda y cine, trabajar en Studio 54 en Madrid... ¿es cierto que has escrito un libro?
Sí, pero no sé si voy a acabar publicándolo. Yo necesitaba escribirlo porque tengo un pasado a nivel emocional muy complicado. Como dices, he trabajado en el mundo de la moda, y hasta que encontré mi camino en la televisión tuve problemas graves derivados de ese sufrimiento. Tuve bulimia, anorexia y otras dificultades aún más graves. Durante estos tres años he tenido tiempo para pensar sobre ello y escribirlo fue dar un carpetazo. Fue decir “esto es mi pasado, he encontrado mi camino para ser feliz”. Pero claro, me he sincerado tanto que me da un poco de miedo publicarlo...
¿Qué se puede leer en sus líneas?
Ahí se relata a un Enric que los demás no conocen, un Enric persona. Pero a veces, como las miserias no interesan, no sé si quedármelo para mí o compartirlo con la gente.

¿Realmente crees que en este medio las miserias no interesan?
Yo lo que no quiero es perjudicarme, no interesa si saco de ahí yo algo positivo. Dejo claro en el libro que eso es mi pasado y no me avergüenzo. Pero el pasado no es presente. No tengo muy claro cómo reaccionaría la gente ante las actitudes que he tomado en mi vida.

¿Cómo ha sido tu etapa en la sala Studio 54 en Madrid?
El paso por Studio
¿Tiene tanto peligro la noche como dicen?
Si lo haces como yo no hay peligro porque no me drogo, ni fumo, ni bebo (sólo cerveza). Así que he podido aguantar tres años y de forma satisfactoria. Si lo haces de la otra manera... no te lo puedo decir porque no lo he probado.



Eres muy conocido en Cataluña, gracias al programa “Vitamina N” de la local City TV
Esa fue mi universidad, estuve dos años. Hacíamos un programa diario en directo y no tenía ninguna experiencia. Imagínate lo que es enfrentarte cada día y ser tú solo el que tienes que sacar adelante tu sección. Guardo un recuerdo muy bonito de esa etapa porque allí descubrí mi vocación. De hecho, la sección que hacía de música se convirtió en un programa. Ahí descubrí mi faceta de entrevistador... y no tengo palabras para agradecerlo.
En 1999 sacaste un disco ¿No echas de menos dedicarte a la música?
En absoluto. Siempre he dicho que esa es mi vocación frustrada. Fue un sueño que tuve y aunque le puse todas mis fuerzas me salió fatal. No dio buenos resultados el producto. En su momento fue un producto muy comercial, iba enfocado a las emisoras de radio. Tuve problemas con la promoción y no se dio a conocer. No lo echo de menos porque soy consciente de mis limitaciones. En el mercado actualmente hay muchísimos cantantes que lo hacen mejor que yo y está saturado. Yo no tengo nada que hacer.
Eres el eterno propuesto a realitys de famosos ¿Por qué sale siempre tu nombre a modo de rumor?
No lo sé (risas). Algunos programas sí que me proponen, otros sólo se comenta por internet... pero sí que me lo han propuesto. No he aceptado porque estaba retirado de la televisión e implicaba volver a los medios de comunicación. Por un lado pensaba que era una buena excusa para conocerme realmente, pero no estaba preparado.
Ahora vuelves a la carga ¿Se puede contar algún proyecto?
Aún no se puede contar nada (risas). Estamos trabajando en ello, barajando posibilidades. Esto no es quererlo y que te estén esperando. Pero tampoco pido mucho. Ya sea como presentador, colaborador o reportero aspiro a recuperar el huequito que dejé.

Pareces una persona muy correcta, eres como el yerno perfecto
Lo soy. Y creo que también educado. Estudié en un colegio de curas y mis padres se esforzaron en darme una buena educación, pero a veces me gusta saltarme las normas.
La gente que te sigue en las redes sociales comentan que no te sientes feliz a nivel personal.
He estado en una etapa rara emocionalmente hablando. Pero a día de hoy está superado. Evoluciono muy rápido y puedo decir que estoy feliz, contento y tranquilo. Todo forma parte del pasado.
EXTRA TEXT
Nombre completo: Enric Escudé
Edad: 34 años
Eres conocido por: trabajar en televisión.
Barcelona o Madrid: Madrid, sin pensarlo.
Un sueño: presentar el programa de mis sueños.
Una manía: soydemasiado nervioso.
Una perversión: la verdad es que no tengo perversiones.
Te da miedo: lucho por no tener miedo... pero me da miedo la gente mala.
La parte del cuerpo que más te gusta: El lunar de mi mentón.
La parte del cuerpo que menos te gusta: Mi gemelo izquierdo (risas). Me quemé con el tubo de escape de la moto.
Famoso/a con el que tendrías sexo: por lo general no me suelo acostar con gente de mi profesión.

CREDITOS EDITORIAL:
ENRIC ESCUDE


Fotografía: García Cáceres www.gcfotografía.com
Estilismo: Pedro Fernández para Ángel Nimo
Auiliar estilismo: Georgina García
Maquillaje: María Fernández Pardo
Peluquería: Clara Molina
Making of: Jessica Ardila


LOOK 1 (Dj)
- Camiseta estampada y vaquero de Energy
- Cazadora de cuero Bonavita para Cousins
- Pulsera de eslavones y pulsera de bolas de Dyrberg/Kern
-        Pulsera medallón y pulsera de cuero de Xoia d´Aldhir
-        Boxer Rip Cul
- Mitones del estilista
- Auriculares Urbanears para Cousins
- Cinturón KemWek
LOOK 2 (Camarero)
- Camiseta Es.Collection
- Pantalón y cinturon de Energy
- Pulsera Xoia d´Adhir
- Collar de cruz de Alone
- Llavero de Energy


LOOK 3 (Portero)
- Traje negro de Purificación García
- Foulard de Energy
- Cinturón KemWek
LOOK 4 (Gogo)
- Chaqueta de Victorio & Lucchino
- Short gris de Es.Collection
- Deportivas de piel blancas y grises de Serafini para Covsins
- Cadena de plata de Alone
- Reloj de Dyrberg/Kern
- Muñequera Pedro Fernández


LOOK 5 (Cliente baño)
- Vaquero negro de Bonavita para Covsins
- Cinturón tachuelas y muñequera negra de Energy
- Foulard de Alone
- Gorra de Energy
LOOK 6 (Cabecera)
- Blazer rojo Vicomte A.Paris
- Pañuelo estilista
Extraconfidencial.com