miércoles, 29 de septiembre de 2010

Chechu de Medico de familia,el personaje mas odiado de la historia de la tele.



Llevan el peso de las series sobre sus hombros, son auténticos iconos sociales, el espectador les ve crecer, amar o equivocarse pero, a veces, los protagonistas de las ficciones televisivas, en vez de héroes, resultan un auténtico incordio para los seguidores.
Hablamos de personajes que han formado parte de nosotros, que, algunos, son auténticos referentes que nadie se ha atrevido a juzgar. Desde Periodista Digital queremos demostrar que hasta la creación televisiva más perfecta tiene sus defectos y que muchos protagonistas de las series pueden llegar a sacar nuestros instintos más violentos.
Aquí va, pues, la lista de los 13 personajes más odiosos de las series de televisión de todos los tiempos:
13. Horatio Caine: El policía pedante
Serie: CSI:Miami
Actor: David Caruso
Miami es una ciudad luminosa, alegre, famosa por sus playas, mujeres hermosas y ambiente caribeño, el lugar perfecto para relajares y divertirse. Esto es algo a Horiato Caine le molesta y mucho. Al protagonista de CSI:Miami parece irritarle la vida, el sexo y el amor.
El policía científico vive sumido en una intensidad insufrible. Parece que al sentido del humor y a él les separaron al nacer. El inspector, más cercano a sus colegas escandinavos a que los del ambiente cálido de Florida, el mundo le parece una tortura continua. Como jefe es despótico y poco amable.
Horatio se pasa la jornada dictando frases funestas como si fuesen mandamientos religiosos. De su vida privada sólo le conocimos una novia y justo después de que se casaran a la joven la asesinaron. Ésto le vino muy bien a un hombre que hace del pesimismo su razón de ser. Lo peor: que cree que sienta cátedra y que tiene el poder moral para juzgar a sus prójimos. Nota a guionistas: ser inteligente y frío no es lo mismo que ser carismático.
Diagnóstico: Demasiada intensidad y falta de humor.
Consejo: Que deje de leer a Shakespeare, que se compre el Ibiza Mix o que ingrese en un seminario.
12. Meredith Grey: La cirujana insatisfecha
Serie: Anatomía de Grey (Grey´s Anatomy)
Actriz: Ellen Pompeo
Meredith Grey es una joven aspirante a cirujana que vive bajo la sombra de su brillante y tiránica madre. Está liada con su jefe, Dr. Derek Shepherd. Esta es posible la relación más estúpida que ha dado la televisión.
Al final de la primera temporada descubríamos que él estaba casado. Rompían. Derek vivía con su mujer aunque seguía enamorado de Meredith. Entonces, ¿Por qué no estaban juntos? Porque lo ponía el guión.
Grey se pasa las horas atendiendo a pacientes moribundos, es testigo de grandes dramas y tragedias; le da igual. Ella cree que el hecho de que el "macizo" del hospital no le haga caso o que su madre pase de ella la convierten en una auténtica mártir.
Es un personaje frío, egocéntrico, chismoso y poco empático. Trata mal a su hermana, a sus compañeros y a su padre y encima se cree que es "guay" por hacerlo.
Diagnóstico: Complejo de Edipo y egocentrismo crónico.
Consejo: Un año en misiones africanas.
11. Yupi: El usurpador
Serie: Los mundos de Yupi
Actriz: Consuelo Molina
En 1988 terminó el espacio infantil más memorable de la televisión Española: Barrio Sésamo. Las infancias de los niños patrios se vieron frustradas: Espinete ya no existía.
En su lugar, TVE creo una réplica exacta, Los mundos de Yupi. La serie narraba las aventuras de una pareja de extraterrestres, Yupi y Astraki que aterrizaban en un pequeño pueblo de la península.
El principal problema del personaje de Yupi residía en que la sombra de Espinete es muy alargada. El alienígena no era más que una copia de su antecesor. No tenía una entidad perfilada y única, lo que trajo su ruina, convirtiéndose en el personaje más odiado entre los infantes españoles.
Diagnóstico: Falta de una personalidad definida.
Consejo: Que se largue a su planeta y que no se compare con nadie.
10. Susan Meyer: Mujer que desesperas
Serie: Mujeres desesperadas (Desperate Housewives)
Actriz: Teri Hatcher
Susan es una divorciada cuarentona, torpe y madre de una adolescente. La vecina de Wisteria Lane cree que es la protagonista de la serie pero se equivoca.
De los cuatro caracteres que componen Mujeres desesperadas, el de Susan es el más inútil. Es infantil, bocazas e impertinente. Cree que es liberal aunque siempre muestra su lado más conservador y rancio cuando se habla de la familia.
Sus líos amorosos son repetitivos y aburridos, su relación con Mike, el fontanero ,es un "tira y afloja" de niveles absurdos. Sus tramas no interesan y lo más triste de todo es ver como una mujer de más de 40 años pierde todo su orgullo y se comporta como una adolescente insegura. Su desesperación por conseguir un "macho" que la cuide es patética y machista.
Diagnóstico: Complejo de Peter Pan.
Consejo: Que se tome un par de ansiolíticos, que se compre algún que otro juguete sexual y que se olvide de los hombres.

09. Brenda: La fea que se creía guapa
Serie: Sensación de vivir (Beverly Hills, 90210)
Actriz: Shannen Doherty
Lo cierto es que ha sido difícil elegir al personaje más irritante de Sensación de vivir, ese culebrón teen que hizo historia en los años 90. De esta panda de "pijos", creemos que la más sobrevaloradaBrenda Walsh.
Fue la chica nueva del instituto y novia del "chico malo", Dylan. Brenda, hermana melliza de Brandon, se presentaba como un manojo de bondad e inocencia para después convertirse en una histérica amargada a la que le encantaba hacerse la víctima.
La joven era caprichosa, celosa y carente de humor. Y lo mejor de todo es que era "la guapa" del grupo. ¿Por qué nadie le dijo que su cara era asimétrica y que sus dientes estaban excesivamente separados? Los productores de la ficción quisieron vendernos un cuadro de Picasso como si fuese un sex-symbol. Menos mal que desapareció a mitad de la serie.
Diagnóstico: Complejo de superioridad
Consejo: Que se compre un espejo

08. Jack Bauber: no te cruces en su camino

Serie: 24
Actor: Kiefer Sutherland
24 es una de las series más exitosas de la última década. Su protagonista, Jack Bauber es un agente de la UAT, que lucha contra el terrorismo. Cada temporada dura 24 horas en tiempo real: un día entero en el que el personaje principal hace malabarismos para salvar el planeta.
Tanta responsabilidad, hace de Bauber, un ser con complejo de Dios, capaz de decidir sobre la vida y la muerte de las personas sin que se le mueva una ceja.
Su discurso fascista, su falta de humor y su brusquedad hacen que veamos a este policía como un gorila de discoteca y no como un héroe del que fiarte.
Diagnóstico: Complejo de Dios
Consejo: Que duerma, como mínimo, 8 horas diárias.

07. Mitch Buchanan: "Chulo de playa" con barriga
Serie: Los vigilantes de la playa (Baywatch)
Actor: David Hasselhoff
Los vigilantes de la playa tiene el récord Guinnes de ser la serie más seguida en el mundo con una media 1.100 espectadores. La formula: pechos grandes, pectorales, romance, vídeos musicales y acción. Ante tal oferta siempre nos extrañó la presencia de David Hasselhoff en la ficción.
El actor, conocido por El coche fantástico, tenía que competir con los cuerpos esculturales de sus compañeros de reparto y se pasaba el día metiendo tripa para que nadie descubriese su afición por las hamburguesas.
Su personaje, Mitch Buchanan, era la figura paterna de esa pandilla de salvavidas y su función era ridícula. Era el más feo y anciano pero siempre se le emparejaba con las más explosivas y jóvenes mujeres. Su hijo, Hobbie, era el típico niño listillo e insoportable pero el padre era peor que él. Sus tramas no interesaban y producía, en el espectador más joven, vergüenza ajena.
Diagnóstico: Se niega a jubilarse.
Consejo: Dieta disociada.

06. Carrie Bradshaw: Zapatos y neurosis
Serie: Sexo en Nueva York (Sex and the City)
Actriz: Sarah Jessica Parker
Carrie es una periodista obsesionada por conseguir marido. Después de seis temporadas de preguntas, amores y sexo, esta es la conclusión: Sexo en Nueva York giraba en torna a una mujer desesperada, ególatra y superficial.
La serie es buena, ojo, pero el personaje llegó a ser irritante. De hecho, del cuarteto protagonista de amigas, ella es la que menos evoluciona. Carrie termina su andadura igual que al comienzo: colada por un hombre, Mr. Big, vacío y materialista.
Daba igual que una de sus amigas padeciese cáncer, otra se quedase embarazada o que otra se separase. Para Carrie, lo más importante era el poder comprarse una zapatos carísimos con el sueldo de una columnista y el acostarse con el galán de turno.
Diagnóstico: Adicción a las compras.
Consejo: La crisis económica le viene bien.
05. Doctor Vilches: El médico que se hace el duro
Serie: Hospital Central
Actor: Jordi Rebellón
Hospital Central es la serie más longeva de la televisión nacional y el único personaje que se ha mantenido desde el comienzo es el Doctor Vilches. Un médico chulo, mal educado que cree que es guapo y brillante y lo único que provoca es pereza.
Su carácter difícil suena a pose, los guionistas de la serie no han sabido darle realismo a un personaje que tan pronto se pone a llorar por el amor de una mujer como se dedica a insultar, con ironías malas, a sus colegas.
Lo cierto es que la interpretación del actor que le da vida, Jordi Rebellón, no ayuda demasiado a creerse a un personaje que debería haberse ido de la serie de Telecinco hace mucho, mucho tiempo.
Diagnóstico: Despotismo.
Consejo: Que vea vídeos de Chiquito de la Calzada.
04. Los Teletubbies: Esos seres siniestros
Serie: Teletubbies
Los Teletubbies deberían estar prohibidos. Los psicoanalistas del futuro se harán millonarios gracias a los traumas de los niños de esta generación que han crecido viendo a estos seres asexuados y aterradores.
¿Qué es un Teletubbie? Nadie lo sabe. Son monstruos esféricos que hablan muy despacio, de aspecto infantil con antenas en la cabeza que se alimentan de plantas.
Cada capítulo comienza con la imagen del sol, que tiene la cara de un bebé que ríe, y un narrador con voz inquietante cuenta las aburridísimas aventuras de estos seres siniestros.
Diagnóstico: No tienen remedio.
Consejo: Ni idea.
03. Patito Feo: La niña buena
Serie: Patito Feo
Actriz: Laura Esquivel
La serie argentina Patito feo se ha convertido en un fenómeno televisivo desde la plataforma de Disney Channel. La serie, hija de Betty, la fea, narra las desventuras de una niña poco agraciada (sólo por que lleva gafas y trenzas) que se va a vivir con su madre a un colegio de pago en Buenos Aires.
Patricia, alias Patito -incluso su madre la llama así- es la panacea de la bondad y la inocencia pero es una niña quejica, sin personalidad, a la que parece que le gusta que la maltraten y que no lucha absolutamente por nada.
Sus amigas siempre salen en su ayuda y ella no para de traicionarlas aunque, claro, luego se pone a llorar y todo el mundo la perdona. ¿Ese es el ejemplo que queremos para nuestros hijos?
Diagnóstico: Es pasivo- agresiva
Consejo: Que se aprenda esta frase: "Un tonto mató a un pueblo"
02. Dawson Leery: El filósofo adolescente
Serie: Dawson Crece ( Dawson´s Creek)
Actor: James Van Der Beek
Dawson Crece nació a finales de los 90 como la respuesta intelectual a Sensación de vivir. La serie tenía como protagonista a Dawson, un adolescente amante del cine que hablaba como un adulto.
Dawson carecía de humor e ironía, creía que era mayor de edad cuando en realidad era un niño mimado. Se pasaba las horas muertas preguntándose sobre el sentido de la vida y sobre cómo es hacerse mayor. Así estuvo seis temporadas.
Diagnóstico: Complejo de Peter Pan pero al revés. Es un anciano en el cuerpo de un adolescente.
Consejo: Que salga del armario de una vez por todas y se "desmelene"
01. Familia de Nacho Martín: "Progres" conservadores
Serie: Médico de Familia
Actores: Emilio Aragón, Lydia Bosh, Pedro Peña, Luisa Martín, Aarón Guerrero...
Llegamos al número uno con la familia más políticamente correcta de la historia de la televisión española. Médico de familia es la madre de las dramedias nacionales y el pistoletazo de salida de Globomedia, la producta más poderosa de nuestro país.
La serie fue un fenómeno televisivo pero si la vemos con la óptica del tiempo, nos damos cuenta de que la familia protagonista era agotadora. Nacho Martín era un médico de ambulatorio, viudo, con tres hijos, una cuñada, una "chacha", un abuelo y un sobrino perdido. Todos vivían en gran chalet adosado y nadie sabía cómo el sueldo de un doctor de barrio podía alimentar a ese clan.
Posiblemente, los personajes más irritantes de Médico de Familia, eran los hijos mayores del patriarcado: Chechu y María. Él quería ser una imitación española de Daniel el travieso pero no era más que un preadolescente inocentón cuyas tramas eran no aptas para diabéticos.
Y de María, decir que su comportamiento era insufrible. Era la adolescente rebelde pero sin causa alguna. Quería ser una niña buena pero sus gritos y desventuras amorosas asexuadas la transformaron en una criatura caprichosa y maleducada.
Lo peor de la serie de Telecinco era que pretendía vender la imagen de una familia progresista, de buenas intenciones que no era más que una panda de rancios conservadores, elitistas ( el comportamiento con la "chacha", Juani, era vergonzoso) y con ínfulas de "buenrollismo" para que gustase a todo el mundo.
Diagnóstico: No viven dentro de la realidad, en su mundo imaginario todo es bonito y de color rosa.
Consejo: Un buen internado alemán para los niños, unas vacaciones en Marbella para el abuelo y que le hagan un contrato a la asistente.

Periodistadigital.com