lunes, 27 de septiembre de 2010

Marta Torne feliz por el final de El Internado(estiraron el chicle hasta agotarla) e ilusionada con su nuevo talk-show juvenil en laSexta.

http://internes.es/uploads/images/marta-torne.jpg
Marta Torné se casa hoy. Pero sus fans pueden estar tranquilos ya que sólo pasará por el altar en la ficción. La actriz  

contraerá matrimonio esta noche en El Internado con Raúl Fernández (Fermín en la serie), en uno de los capítulos más esperados de esta última tanda.

Vertele.com ha hablado con la actriz sobre la grabación del final de la serie de Antena 3 y de sus próximos proyectos, entre ellos un 'talk show para laSexta' -pendiente todavía de aprobación, como ya les contamos- y la que será su primera película. "Es muy gracioso porque Yon González y yo haríamos de novios. De madre e hijo, a pareja", nos comenta entre risas.



¿Ha sentido nostalgia tras grabar el final de El Internado?
Ha sido un fin de temporada muy complicado porque hemos trabajado muy duro en agosto, con un calor impresionante. Teníamos muchas ganas de terminar y ahora estamos con el ‘subidón’ de haber acabado.
¿Tiene miedo al abismo de lo que pueda venir después de El Internado?

No, porque cada uno tenemos nuevos proyectos y yo no me puedo quejar. No doy para más.
Cuéntenos, ¿en qué se va a embarcar próximamente?
Voy a hacer una película con Carlos Theron, con quien ya grabé un corto hace un tiempo. Es mi primera película y estoy muy contenta. Haré teatro en Madrid con la obra Más allá del puente, después de haberla representado en Barcelona. Además, tengo un proyecto de televisión con Globomedia.
¿Para laSexta?
(Asiente con la cabeza). Es un programa de entretenimiento, pero aún tenemos que ver cómo me siento y cómo resulta el piloto. No quería volver a la televisión, porque es más duro que el cine, pero esto me apetece mucho.


Entonces, ¿por qué se ha decidido a hacer este programa?
Porque la propuesta es un caramelo, va a ser muy divertido. Me atrae la productora, la cadena… Eso sí, me quiero sentir cómoda cuando haga el piloto.
Dice que trabajar en un programa es más duro que rodar una serie, ¿por qué?
Porque si en la serie estás a gusto, te da igual levantarte a las 6 de la mañana y rodar en invierno a bajo cero.
¿Eso quiere decir que ha tenido épocas en las que no se levantaba a gusto?
He tenido programas donde no lo he pasado bien, claro que sí. Hay cosas que he rechazado en televisión y otras, que las he hecho porque es trabajo.
Antes de El Internado su imagen estaba relacionada con programas de entretenimiento en Telecinco, ¿se considera ya actriz?
Creo que lo que me ha ido muy bien es hacer teatro. Ahí me he autoconvencido de que podía realmente interpretar, porque era algo diferente a mi papel de María en El Internado. La serie ha sido todo un proceso personal existencialista hasta convencerme de que era actriz.
¿Cree que ha logrado que el público la vea como actriz y no como presentadora?
Sí, porque María es un personaje que me ha permitido mostrar otra cara. Si hubiera sido la típica profesora sexy que se liga al alumno, hubiera sido todo más parecido a mi imagen anterior. Sin embargo, María es un personaje dramático, humano, cae bien…

Volviendo al final de El Internado, ¿se emocionó el último día de rodaje?

Mi último día fue una secuencia con Raúl [Fernández]. Además, en el mes de agosto estuve mala durante unas semanas, con agotamiento físico, problemas de salud, estrés… Creía que no iba a llegar al final (risas). Pero, desde luego, todos vamos a echar de menos trabajar en esta serie.


¿Sería posible hacer una película de El Internado?
Ahora la moda es ir al cine a ver actores de televisión. No sé, si supiera que iba a funcionar, pido yo misma un crédito y la financio (risas). Sin embargo, creo que hay que saber acabar las cosas y es el momento de terminar El Internado.
¿Se ha planteado hacer proyectos junto a otros actores de la serie?
Yon [González] y yo tenemos un proyecto de cine juntos con un director nuevo. Es muy gracioso porque haríamos de novios. De madre e hijo, a novios (risas).
¿Le gustaría que le llamara algún director consagrado, como Almodóvar?
Claro, por supuesto (risas). En concreto Pedro me gusta por su forma de dirigir a los actores, me parece fascinante. Me gustaría ponerme en sus manos y ver qué es lo que saca de mí.
Parece que trabajar con Pedro supone que te toque la barita de oro, pero no, hay mucha gente que trabaja con él y no es Penélope Cruz. Eso sí, es un mago de actores.
Después de trabajar en El Internado, ¿no le han ofrecido un papel en otra serie de televisión?
Ha habido alguna propuesta, pero no lo podía compaginar porque estaba rodando el final de El Internado y ahora estoy con lo del programa, aunque sé que en Globomedia están contentos con lo que he hecho.

Vertele.com