jueves, 23 de septiembre de 2010

RTVE condenada por vulnerar la integridad física y moral de una trabajadora.


RTVE ha sido condenada a indemnizar con 30.000 euros a una trabajadora por vulnerar su integridad física y moral.

En una sentencia a la que ha tenido acceso La Gaceta, se indica que la empleada sufrió "una degradación profesional que vulnera el derecho al respeto a su dignidad personal" y "menoscabo profesional", lo que le ha provocado que la periodista se encuentre en tratamiento psiquiátrico.

La sentencia, del Juzgado de lo Social Número 4 de Madrid ordena a la Corporación que adopte las medidas necesarias para restituir a la periodista a su antigua ubicación, en los informativos de la cadena.

Según el fallo, que ya ha recurrido RTVE, la trabajadora sufrió "una degradación profesional que vulnera el derecho al respeto a su dignidad personal", lo que ha provocado que la periodista se encuentre en tratamiento psiquiátrico en la actualidad.

Los hechos se remontan a 2007 cuando trabajando en el área de economía de los 'Servicios Informativos' de TVE, la demandante comenzó a tener desavenencias con su nueva jefa porque ésta le propuso trabajar un domingo fuera de su horario.

La periodista se negó y remitió una carta al jefe de programas informativos explicándole que no podía entrar en la rotación de festivos. A partir de ese momento, comenzó lo que el juez califica de "menoscabo profesional" y "violación de derechos fundamentales".

Tras las vacaciones estivales de 2008, le redujeron los trabajos que se le encargaban hasta el punto de que la actora remitió a Lorenzo Milá, en ese momento presentador de informativos, un correo explicándole su situación laboral.

Tras este escrito, Francisco Llorente, director de 'Servicios Informativos', habló con ella para proponerle su salida del Telediario y un nuevo puesto en un programa de economía del 'Canal 24 Horas'. La demandante lo rechazó por considerarlo de menor grado, ya que este canal tiene mucha menos audiencia que TVE.

Pero, aun así, Llorente le indicó que la decisión estaba tomada y que debía empezar a trabajar en Economía 24 Horas. El vía crucis al que fue sometida, según relata la sentencia, se intensificó en su nueva ubicación. La trabajadora, entonces, solicitó amparo al Consejo de Informativos de TVE al entender que se estaba vulnerando su carrera profesional y el consejo le respondió que la decisión de trasladarla de puesto era "arbitraria" y que el cambio de funciones suponía "una ruptura manifiesta de su trayectoria". Pero cayó en saco roto porque la perjudicada continuó en su nuevo trabajo y, además, sin elaborar ninguna noticia propia.

Además, meses después de presentar una denuncia ante la Inspección de Trabajo, por orden de su antigua jefa el sistema informático le prohibió el acceso a las previsiones informativas y de organización del trabajo del área de economía de los Servicios Informativos de TVE.

SIN FIRMA
A partir de mayo de 2010, la trabajadora comenzó a firmar alguna pieza informativa, pero en junio se le comunicó verbalmente que la directora del Canal 24 Horas había decidido que no firmase más piezas e incluso que retirase su firma de las que ya había elaborado.

Valorados estos argumentos, la sentencia considera que su traslado "no se justifica en modo alguno" porque mientras ella era apartada, el área de economía a la que pertenecía incrementaba su plantilla debido a la importancia que con la crisis empezaban a cobrar las noticias económicas. El magistrado considera que RTVE ha incumplido gravemente sus deberes con la trabajadora. "No se justifica la actuación de la empresa ni su falta de pasividad", concluye.

Periodistadigital.com