lunes, 27 de septiembre de 2010

La justicia tarda 10 años en condenar a Antena 3 por emitir imagenes de dos menores buscados por sus abuelas.

http://ak2.static.dailymotion.com/static/video/732/226/16622237:jpeg_preview_large.jpg?20100801071210

El Tribunal Supremo (TS) ha confirmado la sanción de 18.030 euros que le fue impuesta a Antena 3 en 2006 por emitir en televisión, sin autorización de los tutores legales, imágenes de dos menores de edad que estaban siendo buscados por sus abuelas.
Así lo ha acordado la Sala de lo Civil del TS en una sentencia que desestima los recursos presentados por la cadena de televisión, la productora Sisifus Producciones y la directora del programa donde se expusieron las imágenes, Esther Torres, a los que, además de la indemnización económica, les exige difundir el encabezamiento y el fallo de la resolución.
El 10 de agosto de 2000, durante la emisión del programa presentado por Inés Ballester, 'Sabor a Verano', las abuelas de dos menores de edad, Teresa Marro Infante y Purificación Balada Masía, explicaron que estaban buscando a sus nietos.
El programa de televisión, en el que también se dieron a conocer "determinadas circunstancias relacionadas con la tutela" de los menores, ofreció imágenes de los mismos para que los telespectadores pudieran identificarles y, en caso de haberles visto, informar sobre su paradero.
Ni los menores afectados ni sus representantes legales habían prestado su consentimiento para la difusión de estas fotografías, por lo que la Fiscalía interpuso una demanda por intromisión en la intimidad y utilización de la imagen, que fue ratificada por la Audiencia Provincial de Madrid.
La resolución del alto tribunal, de la que ha sido ponente el magistrado Rafael Gimeno-Bayón, desestima todos los recursos de la cadena, la productora y la dirección del programa al considerar que la información emitida "no versa sobre asuntos públicos de interés general, sino sobre el drama personal de dos abuelas".
"La libertad de información no justifica en este caso la difusión de una opinión pública libre", concluye. Las abuelas de los menores de edad también fueron condenadas por la Audiencia de Madrid al pago de una indemnización, pero no presentaron recurso ante el Supremo.

ElMundo.es