viernes, 24 de septiembre de 2010

Miriam Sanchez sigue calentando la mañana con restregones sexuales con Pipi Estrada.

Pipi Estrada y Miriam Sánchez
En los últimos días, Mujeres y Hombres y viceversa ha obtenido récords de audiencia (casi un 20%) y no gracias a las escenas semi eróticas sino por esa pseudohistoria de amor protagonizada por el tronista Oliver y la gancho Virginia. El tronista se marchó del programa y los responsables del mismo han vuelto a las andadas.
El periodista deportivo, Pipi Estrada, se ha convertido en una figura importante de la prensa sensacionalista más rancia y lo demuestra, cada día, junto a su novia, la ex-actriz porno Miriam Sánchez. La pareja "trabaja" en el el dating-show de Emma García aconsejando a los participantes en sus amoríos.
El miércoles pasado, ambos fueron responsables de una de las escenas más bochornosas de MHV. Nada más empezar el programa, Pipi hizo una declaración:
"Emma, quiero decir yo estoy haciendo mi propio coleccionable. Una colección que es maravillosa y que sólo es para mí. Un coleccionable de palabras de amor, que gestos y de caricias. Una colección de todas las cosas que me da Miriam cada día"
Palabras cursis que tuvieron su compensación erótica cuando la novia de Pipi Estrada dijo:
"Y ahora le voya dar el último objeto para el coleccionable que está coleccionando"
La muchacha se lanzó al cuello de su novio besándole con pasión, él le agarraba por el trasero y la embestía mientras gritaba:
"¡Qué rico! ¡Qué rico!"
Un caliente entremés para calentar el almuerzo, que a más de uno se le habrá indigesta.

Periodistadigital.com