miércoles, 27 de octubre de 2010

Se rompe la bonita pareja de conveniencia ZP-Pedrojeta tras el cambio de Gobierno.

 

El matrimonio de conveniencia entre José Luis Rodríguez Zapatero y Pedro J. Ramírez se ha roto, según ha podido saber El Plural por diversas fuentes. Durante la primera legislatura y hasta hace bien poco, las relaciones entre el presidente del Gobierno y el director de El Mundo fueron fluidas y, de cuando en cuando, públicas y notorias.
Tan públicas que la primera entrevista que Zapatero concedió, tras haber sido investido presidente, fue a Ramírez. Las imágenes de ambos paseando por los jardines de La Moncloa recordaban las del periodista citado paseando por esos mismos jardines con un José María Aznar recién llegado a la Presidencia.

Presencia significativa
La presencia de Zapatero –acompañado por María Teresa Fernández de la Vega y unos cuantos ministros, así como la de Mariano Rajoy y sus colaboradores más cercanos- en el XX aniversario de la fundación de El Mundo fue altamente significativa. Otros actos diversos –casi siempre con Ramírez de principal protagonista- confirmaron inequívocamente que entre los dos había buen rollo. Acontecía, por consiguiente, todo lo contrario de lo que sucedió en los tiempos de Felipe González.

Estrecha amistad
El colmo para muchos votantes socialistas que reprobaban tan estrecha amistad -vía móvil, instrumento muy utilizado por Zapatero, y vía personal- se produjo en una entrevista/coloquio, enormemente larga de casi seis horas, días antes de las elecciones generales de 2008. Hablaron de tú a tú y, leyéndola, no quedaba del todo claro que uno fuera el presidente del Gobierno de España y el otro el director de un diario que había puesto a parir a Zapatero a raíz de la autoría del atentado del 11-M o como consecuencia del proceso de paz para Euskadi, entre otras cuestiones de relieve político, como el Estatut y el España se rompe. O desde la memoria Histórica a los matrimonios entre homosexuales.

El mismísimo Lucifer
Pues bien, y coincidiendo más o menos, con la ascensión de Alfredo Pérez Rubalcaba a la Vicepresidencia y la Portavocía del Gobierno, amén del Ministerio del Interior, el romance parece haberse quebrado. Rubalcaba ha sido recibido por El Mundo –como por otra parte era previsible- como si fuera el mismísimo Lucifer. Todo lo que evoque al felipismo le produce urticaria insoportable a Ramírez. ¿Esta ha sido la razón de la ruptura de tan extraña y duradera pareja? Probablemente. En todo caso, Zapatero no renuncia a tachar a El Mundo de sus contactos y sus versiones telefónicas. De modo que una prestigiosa periodista del diario que dirige Ramírez ha sido la escogida como confidente de Zapatero.

Elplural.com