martes, 5 de octubre de 2010

Pepe Sancho cada vez con mas tiempo libre llama ''engreido'' a Zapatero y ataca a la izquierda en general.

http://www.peatom.info/images/2008/07/27/pepe-sancho.noticia.jpg
Dice Pepe Sancho que durante la Transición estaba metido en política. "Participé en la primera huelga de actores. Luego algunos han utilizado aquello para recordar lo que han hecho por la democracia... Este país llegó a la democracia gracias a todos, los que no la querían eran los menos. Los que se la apropian... No hace mucho una actriz muy importante y con la que he trabajado dijo que todos los artistas deben ser progresistas. Cuando alguien dice lo que tienes que ser o cuenta lo que es, yo empiezo a temblar".
Afirma no pertenecer a ninguno de los movimientos que los actores protagonizan desde la guerra de Irak. Y tampoco cree en la Memoria Histórica. "Aquí la memoria histórica es maleable, se acopla o no. Los símbolos, por ejemplo. Claro que hay que quitar los símbolos opresores, pero todo tiene un límite. Si no, ¿qué hacen los reyes godos en la Plaza de Oriente? Esto lo ha dicho ya todo el mundo, pero este zoquete de presidente del Gobierno, bueno, zoquete no, vanidoso, engreído, sigue empeñado en reconducirnos y salvarnos todos los días".
Aunque tampoco le convence el PP. "La oposición anda corta. Yo echo de menos al lado de Rajoy a un Alfonso Guerra. Esteban González Pons, que era consejero de Cultura en Valencia, y a quien conozco, ha estado en mi boda y yo en la suya, a veces se arranca, pero luego, por lo visto, se modera. Tienen miedo a que les llamen no sé qué, a que no les voten. Este Gobierno se merece que le den un rapapolvo y la oposición está tímida".
Sin embargo, Pepe Sancho reconoce que era socialista. De ese barco "me bajé hace tiempo. En cuanto vi que había revanchismos. Yo hasta las últimas elecciones no había votado nunca a la derecha. Votaba a los partidos que quería, pero a la derecha no la votaba. En las últimas elecciones dije: "No podemos seguir siendo rehenes de este señor". Y este señor, con todos mis respetos al presidente del Gobierno, que parece buena persona, me las trae flojas después de lo que está haciendo, el sinfín de contradicciones".

Libertaddigital.com