lunes, 18 de octubre de 2010

Telecinco no comprará Cuatro si no le dejan hacerse con el control de Digital+.

http://www.tele.org/wp-content/uploads/Paolo-Vasile-Sara-Carbonero-Urbaneja-pol%C3%A9mica-mundial-Sud%C3%A1frica.jpg



La ofensiva de laSexta para ‘torpedear’ la fusión Telecinco-Cuatro podría dinamitar toda la operación. Mediaset condiciona su acuerdo con Prisa a la adquisición del 22% de Digital Plus y el control de sus contenidos. De hecho, Vasile se replanteará su oferta si Competencia pone límites a su presencia en la plataforma de pago.


El Tribunal de Defensa de la Competencia vuelve a llevar al consejo que tendrá lugar este miércoles 20 de octubre la fusión Telecinco-Cuatro. Fuentes del organismo explican que en estos momentos sólo hay tres escenarios posibles: que se prohíba la operación, que se autorice o que se llegue a un compromiso entre las partes.

Según las fuentes consultadas por El Confidencial Digital, las discusiones están centradas en la posible toma de control de Digital Plus por parte de Telecinco. Un asunto muy sensible para el sector porque incide directamente en la rentabilidad del proyecto que han diseñado los protagonistas.

El pasado mes de diciembre, Telecinco anunció su intención de comprar Cuatro mediante una fusión por absorción. El acuerdo incluía, como se ha dicho, la compra de un 22% de Digital Plus por 517 millones de euros. Otro 21% había sido adquirido por Telefónica. Telecinco se reservaba el derecho de nombrar el director de Contenidos de la plataforma de pago y dos puestos en el consejo de la misma. Además, Vasile manifestó su intención de crear un canal de TDT de pago, utilizando una de las frecuencias de Cuatro.

ECD ha podido confirmar que este ha sido uno de los puntos más controvertidos durante las vistas que ha organizado estos meses Competencia con las partes implicadas: anunciantes, operadores de pago, canales en abierto, instituciones…

En esas reuniones se ha advertido de la necesidad de poner coto a la gestión de los derechos de los contenidos más atractivos y de los riesgos de que un único operador pueda negociar en una misma mesa la compra de contratos de manera conjunta para la emisión en abierto y en pago (como sucedería con Telecinco si irrumpe en Digital Plus). También se ha planteado fijar límites a la misma duración de esos contratos, para evitar que sean adquiridos por largos periodos y los competidores no puedan optar a ellos en un futuro próximo.

El más beligerante en esta campaña ha sido laSexta. Hace unas semanas, su consejero delegado José Miguel Contreras lanzó la voz de alarma hablando genéricamente de “gravísimos problemas de competencia”. Pero poco después, la cadena emitió un comunicado acompañando sus objeciones con datos concretos:

-- El nuevo grupo resultante controlará más del 27% de la audiencia total de la televisión.

-- Digital Plus es el principal operador de televisión de pago en España con una cuota del 48% de los abonados y casi el 74% de los ingresos totales del sector.

-- Telefónica es propietaria de la plataforma de televisión por ADSL Imagenio.

-- Si la Comisión Nacional de la Competencia autoriza la toma de control de Digital Plus, la entidad resultante tendrá “una posición de dominio incontestable”, con una cuota de abonados de más del 63% frente al 24% de ONO y un porcentaje de ingresos superior al 80% frente al 12% de ONO.

El escrito de laSexta termina señalando que la única solución sería “prohibir parcialmente la operación por lo que se refiere a la entrada de Telecinco y Telefónica en Digital Plus”.

Los derechos de la Fórmula 1 y el fútbol

En Telecinco se temen lo peor y existe una enorme indignación con Contreras y el grupo Mediapro. A juicio de Mediaset, laSexta impulsó una Ley General Audiovisual que veía con buenos ojos porque le iba a permitir fusionarse con Cuatro o Antena 3 y dominar las emisiones en abierto y en pago. Eso es lo único –explican desde Telecinco- que podía hacerles rentable la enorme inversión realizada en Fórmula 1 y en el fútbol. No existe otro modo.

Sin embargo, las negociaciones con el Grupo Prisa fueron un desastre y Telecinco movió ficha hábilmente, adelantándose al resto. Ahora –argumentan desde la cadena de Fuencarral-, laSexta se empeña en “torpedear” esta operación (que ellos esperaban protagonizar) porque existe un grave riesgo de fondo: Telecinco unida a Cuatro y con Digital Plus, estaría en condiciones de recomprar el fútbol, la Champions, la Fórmula 1, el cine… y hacerlo rentable gracias a sus dos ventanas.

Ahora, todo está a expensas de lo que decida Competencia. Eso sí. ECD tiene constancia de que Paolo Vasile se planteará anular la compra de Cuatro si el organismo que preside Luis Belenguer pone trabas a la adquisición de ese 22% de Digital Plus.

Elconfidencialdigital.com