miércoles, 20 de octubre de 2010

Ana Pastor explica su ''interrogatorio'' a Esperanza Aguirre.


Sólo se le han resistido, por ahora, Obama, Sarkozy y los Príncipes. Pero... "¡igual este año es posible!", nos dice Ana Pastor. Con poco más de un año al frente de Los Desayunos de TVE, la tertulia política líder de las mañanas, la joven periodista (Madrid, diciembre de 1977) se ha ganado ya la fama de "guerrera" con sus invitados.
Hace unos días fue noticia por su aparente tenso 'cara a cara' con Esperanza Aguirre, si bien quiere aclarar que "no fue un encontronazo, ni interrogatorio ni un tercer grado", al tiempo que reconoce tener "especial debilidad" por las entrevistas con la presidenta de la Comunidad de Madrid, con la que mantiene "una muy buena relación".
De hecho, Aguirre prometió a Ana Pastor que Televisión Española será la que cadena que aloje el esperado debate entre ella y Tomás Gómez con motivo de las elecciones autonómicas y municipales del próximo mayo y que moderará la periodista. "Ya estamos buscando fechas", avanza a Vertele.com.

En este sentido, la periodista madrileña, a quien le "gustan los retos", recalca que es "igual de combativa" con los políticos del PSOE. Para muestra un botón, abajo les ofrecemos un vídeo resumen de preguntas incómodas de Ana Pastor en su programa a algunas personalidades como Rubalcaba, Corbacho, Gallardón o Leire Pajín para que el lector juzgue.

Tras pasar primero por 59 segundos -desde 2006 al 2009- y con cuatro años ya en la cadena pública, Ana Pastor nos habla también de sus referentes -Pepa Bueno e Iñaki Gabilondo, éste último con el que trabajó en la Cadena Ser-, junto con su inminente y primera maternidad. Un hecho que le mantendrá un tiempo alejada de Los Desayunos pero de lo que se muestra "encantada".
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, calificó su sonada entrevista del pasado jueves de un  "interrogatorio carente de humor"? ¿Cómo la define usted?
No fue un interrogatorio ni un tercer grado. Fue una entrevista con muchas repreguntas, como otras que los espectadores de Los Desayunos han podido ver, por ejemplo, a los ministros del gobierno. Pero he de reconocer que tengo especial debilidad por las entrevistas con Aguirre. Estoy deseando hacer ya la próxima.

No era su primer encontronazo con Aguirre. Hubo una anterior entrevista también muy tensa. ¿Qué pasó esa primera vez? ¿Cómo lo recuerda?

No creo que fuera un encontronazo. Esperanza Aguirre no puede evitar dejar de ser como es, pero eso la hace una política muy atractiva para ser entrevistada. Además, puedo contarte que tengo una muy buena relación con ella.

¿Qué le dijo Esperanza Aguirre después de esta última entrevista? ¿Le pidió disculpas o usted a ella?
Salimos comentando que se lo había pasado muy bien y su equipo comentó conmigo que habían recibido muchos mensajes en el móvil de lo bien que se lo pasaba la gente cuando venía a Los Desayunos. Las dos recordamos que lo mismo dijeron muchos cuando estuvo hace dos años en 59 Segundos.

¿Volvería a entrevistar a Aguirre en un futuro? ¿Cree que ella aceptaría su invitación?
Estoy deseando hacerlo y estoy segura de que volverá a TVE antes de las elecciones. La misma noche de la entrevista le hice llegar la petición para moderar el debate entre ella y Tomás Gómez, porque se comprometió en directo a hacerlo en esta cadena. Ya estamos buscando fechas.

¿Ha sido ésta su entrevista más tensa? ¿Alguna vez había tenido una tan complicada con otro dirigente del PP o de cualquier otro partido político?
No diría tensa, diría intensas. El pasado junio realizamos una al ministro del Interior, Rubalcaba, que también dio que bastante que hablar. Pero entonces pensamos, como ahora, que nuestro estilo es sacar titulares en las repreguntas. Yo no me rindo nunca si la respuesta no me satisface a mí o pienso que no satisface al espectador de La 1.

A muchos les ha sorprendido la imagen tan "cañera" que ha dado con Aguirre, a la que no estábamos acostumbrados ¿Es así realmente Ana Pastor o Esperanza Aguirre le sacó de sus casillas?
Insisto en que es sólo una cuestión de intentar que todos respondan a lo que se les pregunta, que para eso estamos los periodistas. Que eso sea noticia no es bueno para la profesión. En cualquier caso, todos vuelven, así que no debemos ser tan perversos (risas) .

Hay quien le acusa de ser menos combativa con políticos de PSOE que con los del PP...
No creo que sea así. Y seguro que no lo piensan Rubalcaba, Pajín o Blanco... En cualquier caso, les recomiendo ver las entrevistas en la web y verán que el estilo y las repreguntas son para todos por igual, quieran o no quieran responder.
Aparte de Aguirre, ¿recuerda algún otro político que le haya puesto tan difícil una entrevista?

A veces es más difícil conseguirlas que hacerlas. Recuerdo que el curso pasado fuimos el único programa en entrevistar a los dos últimos presidentes de Gobierno, Felipe González y José María Aznar. Éste último no venía a TVE desde que salió de La Moncloa y todos quedamos satisfechos. Fue un día importante para nuestra cadena y el también salió contento.

En "Los Desayunos", ¿algún invitado les ha pedido que le pasen las preguntas por adelantado? ¿O solicitado que no le pregunte por algún asunto concreto? ¿Lo aceptaría?
Nunca. Porque me conocen y saben que no es un código de mi comportamiento.

¿Qué balance hace  de estos cuatro años en TVE?
Es un orgullo formar parte de un proyecto en esta televisión pública libre e independiente. La calidad y la pluralidad de estos servicios informativos son un milagro.

¿Cómo valora su primera temporada como conductora de "Los Desayunos"?
Ha sido, y está siendo, el que más feliz me ha hecho profesionalmente. Un informativo diario, debate y entrevistas a políticos de primer nivel es más de lo que puedo pedir. Ponerlo en marcha cada día me permite medirme conmigo misma. Y me gustan los retos, me hace querer ser mejor periodista.


El programa es líder  en su franja. ¿Cómo lleva la guerra de las audiencias? ¿Nota que la competencia con Ana Rosa y Susanna Griso es más difícil esta temporada? ¿Cree que la audiencia fluctúa en función del invitado?
Te mentiría si te dijera que no me interesan o no me preocupan las audiencias, pero aquí estamos también obsesionados por la calidad y la información. Además, no competimos directamente en toda la franja con Susanna y Ana Rosa.

¿Hay algún invitado que se resista a acudir a "Los Desayunos"?
De momento dos nombres importantes: Obama y Sarkozy, pero quién sabe, ¡igual este año es posible!.

¿A quién le gustaría entrevistar que no lo haya hecho nunca?
No soy de las que cree en restos imposibles. Te añado, por cierto, a Los Príncipes.

¿Qué compañeros de la profesión admira?
En televisión, Pepa Bueno, una número 1; en radio, mi referencia siempre fue Iñaki Gabilondo y en prensa, John Carlin. Me gusta también seguir por internet a Christianne Ammanpour en la CNN y Katie Couric en la CBS. Sus entrevistas son practicamente todo repreguntas... ¡y allí nadie se queja!!

¿Ha sido tentada por alguna otra cadena en los cuatro años que lleva en TVE?
Sí, he recibido varias ofertas, algunas muy interesantes, pero he decidido quedarme porque creo en esta empresa y porque ahora mismo es la cadena que más apuesta por la información política, que es lo que más me apasiona.



¿No se ve presentando algún día un programa de entretenimiento, que no tenga que ver con actualidad o política?
Para eso hay que tener cualidades de las que creo carecer. Respeto mucho ese trabajo pero mi territorio es el de la actualidad informativa y política y, como mucho, deportiva.

¿Se ve muchos años en "Los Desayunos"?
No me preocupa el futuro en ese sentido. Esté donde esté, sólo quiero trabajar con la libertad que lo he hecho hasta ahora y disfrutando en cada proyecto por pequeño o grande que sea.

Por último, está ya en la recta final de su embarazo. ¿La maternidad le obligará a estar un tiempo alejada de "Los Desayunos"?
El tiempo lo decidirá el bebé. Ahora, estoy en sus manos, ¡¡y encantada por cierto!! 

Vertele.com