miércoles, 6 de octubre de 2010

Criticas feministas por la pelea en el barro en Mujeres y hombres y viceversa.

Lidia y Vanesa, pretendientes de 'Mujeres y hombres y viceversa' y Oliver, el tronista
Lidia y Vanesa, pretendientes de "Mujeres y hombres y viceversa" y Oliver, el tronista

En el programa Mujeres y hombres y viceversa ha llegado al límite de la provocación y el machismo al hacer que dos de las pretendientas que aspiran al amor del tronista, en este caso Oliver, lleguen, literalmente, a las manos.
Pero no ha sido una pelea común, cómo no podía ser de otra manera, el pasado 4 de octubre pudimos ver una auténtica "lucha de gatas" en una piscina de barro. Las participantes, Vanesa y Lidia, vestían un diminuto bikini y su objetivo no era otro que cenar, durante dos horas, con el "macho" del show.

Desde el espacio presentado por Emma García, justificaban esta "pelea" asegurando que las pretendientes "necesitaban" liberar tensión entre ellas.  Mientras veía el vídeo,- en el que las cámaras, por supuesto, no escatimaron en mostrarnos toda la "carnaza" de las dos chicas-. Oliver no daba crédito a lo que estaba viendo pero estaba encantado de ver a sus dos pretendientas luchando por su amor sin dignidad alguna.

Sin embargo, una cita tan arriesgada tenía que pasar factura y la polémica entre pretendientas volvió a surgir. Las luchadoras estaban molestas porque el resto de chicas no se habían atrevido a acompañarlas y muchas de ellas aseguraban que participar en un acto semejante era "de no tener cerebro".

Oliver, el objeto a seducir, aseguró que no era nada malo y que las implicadas habían ganado muchos puntos al hacerlo.

Periodistadigital.com