miércoles, 20 de octubre de 2010

Javier Ares(Radioestadio) carga contra Guardiola y el Barça por la polémica del Príncipe de Asturias.

Javier Ares, director de 'Radioestadio' de Onda Cero.

Cuando el pasado 7 de septiembre de 2010, el jurado de los Premios Príncipe de Asturias galardonó a la Selección Española de fútbol, reciente campeona del Mundial de Sudáfrica, si bien el fallo fue aplaudido por la mayoría, nadie pensó que su entrega despertaría tanta polémica.
El hecho de que los galardones se entreguen el próximo viernes y de que haya algunos equipos con jugadores internacionales que juegan su partido el sábado provocó que por ejemplo, los entrenadores de Real Madrid y Barcelona, José Mourinho y Pep Guardiola, se negaran en rotundo a que sus pupilos viajasen a Oviedo a recoger el premio.
Según varias fuentes, Florentino Pérez hizo entrar en razón al técnico luso.Con la promesa de un jet privado que le traería de regreso la misma noche del viernes, Mourinho autorizó a Iker Casillas, capitán de La Roja, a acudir a la ciudad asturiana en representación de los campeones del mundo madridistas. Pero su homólogo barcelonista se ha negado en rotundo. Tras el partido contra el Valencia del fin de semana declaró que ningún jugador de la plantilla que estuviera a disposición de jugar al día siguiente viajaría a Oviedo.
LAS REACCIONES CONTRA LA DECISIÓN DE GUARDIOLA NO SE HAN HECHO ESPERAR:
Son muchos quienes han criticado a Guardiola por, lo que ellos consideran, "desprestigiar" los premios Príncipe de Asturias. Así se manifiesta este lunes el diario La Gaceta:
"Guardiola sigue en sus trece en no permitir que ningún jugador del Barcelona acuda a la ceremonia de los Premios Príncipe de Asturias. Tras conocer que el Real Madrid finalmente sí consentirá la asistencia de sus jugadores, lo máximo que ha hecho el entrenador azulgrana es decir que lo valorará con su presidente pero que tiene claro que 'si va algún jugador no va a ser ninguno de los que vayan a jugar el sábado. Los que tengan que jugar no va a ir"
Javier Ares, presentador y director de RadioEstadio en Onda Cero, dijo lo siguiente:
"En Barcelona hay algunos que les importa un pito el Príncipe de Asturias"
Amalio Moratalla publica en su blog de Marca--Pep debería rectificar--lo siguiente:
"Ya está bien de caprichos y golpes de autoridad. Esos deben darlos con sus jugadores, pero no con las instituciones"
La polémica en torno al galardón fue tratada con amplitud en el programa nocturno de Punto Pelota, en Intereconomía. Tomás Roncero, de AS, alabó la intermediación de Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, para hacer entrar en razón a Mourinho y al menos permita al capitán Casillas estar en la ceremonia:
"El club está por encima de los intereses personales"
NI RASTRO DE LA POLÉMICA EN LOS COLUMNISTAS DE SPORT Y MUNDO DEPORTIVO:
Lo 'curioso' es que en la prensa catalana no se encuentran referencias a este asunto. Echando un vistazo a las columnas de opinión de Sport y Mundo Deportivo no aparece ni rastro. La victoria contra el Valencia, la gran actuación de Xavi e Iniesta, minimizar los méritos del Madrid porque sus goleadas se producen ante rivales muy inferiores...pero de los Príncipes de Asturias, nada de nada. Aunque eso sí, el Sport ridiculiza, en una nota algo oculta en su web, al entrenador del Real Madrid--Florentino Pérez insto a Mourinho a rectificar--.
"La prensa más afín al madridista lo ha disfrazado de acuerdo entre presidente y entrenador, pero lo cierto es que Florentino Pérez ha ganado claramente el pulso y a obligado a José Mourinho a que de el correspondiente permiso para que Iker Casillas pueda estar el próximo viernes en Oviedo"
"O bien por presiones o tal vez para demostrar quien manda, Florentino Pérez se ha salido con la suya y ha obligado al técnico portugués a rectificar, aunque lógicamente el cambio de parecer se ha disfrazado de acuerdo y flexibilidad entre las partes"
Pero no hay referencias a Guardiola. O al hecho de que Sandro Rosell debería hacer lo mismo con Guardiola. De hecho en algunos foros ya se asegura que si en vez de Rosell hubiera sido Laporta, ya se estaría criticándole por una nueva manifestación de "antiespañolidad" del ex presidente del Barça.
Pues bien, ahora el actual mandatario tiene una oportunidad importante de desmarcarse del anterior y hacerle ver a Guardiola que la imagen de su club vale más que poner en riesgo los tres puntos de un partido de Liga.

Periodistadigital.com