viernes, 1 de octubre de 2010

Willy Toledo denuncia la agresión de la policía marroquí tras defender al Sahara.

http://www.burbuja.info/inmobiliaria/attachments/burbuja-inmobiliaria/16982d1256852539-no-todos-los-actores-son-unos-estomagos-agradecidos-chupopteros-willy-toledo-1213966409_0.jpg
Es uno de los habituales en las protestas sociopolíticas del denominado mundo de la cultura, aunque últimamente ha optado por alejarse de la corriente de la Zeja, como otros muchos compañeros desencantados del Gobierno socialista, ahora que hace aguas.

Marchas pro-Baltasar Garzón, manifestaciones a favor del régimen castrista, movilizaciones pro-saharauis... Mención aparte merecen las míticas declaraciones de Willy Toledo tildando al disidente cubano Orlando Zapata de preso común tras morir en huelga de hambre o su intervención para devolver a Aminetu Haidar a Marruecos, cuando la activista puso en jaque al Gobierno español.

Precisamente, su confeso activismo a favor de la causa saharaui le ha llevado a protagonizar un desagradable incidente en el aeropuerto de El Aiún. Según ha denunciado Toledo, ha sido víctima de agresiones por parte de policías marroquíes cuando custodiaba la llegada de un grupo de 25 activistas saharauis al aeropuerto marroquí, al regresaban de una conferencia sobre derechos humanos en Argel.

Como consecuencia de la carga policial, Guillermo Toledo tiene una posible fractura en un dedo, el activista Mohamed Mayara recibió puntos en la cabeza y en el labio, mientras que entre otras cinco y seis personas sufrieron heridas leves.

Toledo explció que se encontraba con otros observadores internacionales esperando la llegada a El Aiún de un grupo de 25 ciudadanos saharauis bajo una fuerte presencia policial, concretamente unos 200 agentes, de los que unos 15 o 20 intentaban intimidar a la delegación internacional grabándoles con una cámara de vídeo.

Según el actor, dos mujeres saharauis fueron retenidas por la policía en el control de pasaportes, donde a la totalidad de los 25 activistas se les incautó objetos personales. "Estábamos esperando a estas dos mujeres saharauis", explicó, y "al verlas venir yo saqué mi teléfono móvil para grabarlas cuando varios policías se abalanzaron sobre mí, tirándome al suelo y propinándome patadas y puñetazos".

Tras conseguir zafarse de los policías, vio que otros cinco o seis policías se dirigieron a un chaval saharaui, al que también comenzaron a golpear. "Decidí tirarme encima para protegerlo", añadió. "Este joven fue atendido después por una ambulancia, aunque no quiso ingresar en un hospital por miedo".

La policía, la mayoría de los agentes de paisano, aunque otros llevaban un "chaleco naranja en el que se podía leer policía", según Toledo, también agredió a la activista Sultana Hayat, a la que en un momento determinado le "pincharon en un tobillo con algo".

Guillermo Toledo, el resto de los observadores internacionales y los saharauis se encontraban después en la casa de Mohamed Dadash. Esta vivienda se encontraba rodeada por varios centenares de policías, algunos de ellos, precisó el actor español, "conocidísimos torturadores", que siguieron amedrentándoles lanzándoles huevos y piedras. 


Elsemanaldigital.com