sábado, 9 de octubre de 2010

Wyoming le pega fuerte a ''Fachoeconomia''(les llama basura,se mofa del patético Juan Manuel de Prada y compara a Carlos Dávila con los gitanos rumanos que venden kleenex).

Julio Ariza y Wyoming.

El presentador de laSexta, El Gran Wyoming, sigue erre con erre, metiendo el dedo en el ojo del grupo Intereconomía. Se mofaba de unas declaraciones de Juan Manuel de Prada sobre el acoso que estaba sufriendo Intereconomía por parte del Gobierno. Wyoming decía así:
Vamos a ver, a Intereconomía le abren un expediente por fomentar el desprecios a las personas, le multan por un delito de homofobia y les obligan a pagar una fianza por un delito de injurias graves y difamación.
Según De Prada, todo es un complot del gobierno para acabar con ellos. Mi olfato periodístico me dice que tiene razón. Es evidente que existe un complot, pero no es contra Intereconomia sino contra el Periodismo Basura.
Y la pregunta que se estarán haciendo todo los niños en casa es la siguiente, ¿qué coño es el periodismo basura? No es fácil pero para poner un ejemplo sería lo que hace Juan Manuel de Prada al criticar la guía de sexualidad de la Junta de Andalucía con los delitos sexuales.
El presentador de 'El Intermedio' continúa con su ataque al periodista y escritor y le sugiere que si sabe que están violando a niñas por estas guias en lugar de ir a contarlo a la tele debería ir a denunciarlo a una comisaría de Policía. "Vas a sentirte como en casa, hay una bandera de España y están todos tus compañeros de Intereconomía pagando multas", dice.
El tertuliano parecía un poco inseguro ante las cámaras, quizás porque sólo le daban una copa de vino. Seguro que ahora que tiene su propio programa le dan un Tetra Brik entero. En su nuevo espacio 'Lágrimas en la lluvia' está demostrando un gran dominio ante las cámaras. Juan Manuel de Prada es el nuevo Pepe Navarro
El humorista va más allá con su manía a Intereconomía y llega a la conclusión de que para hacer frente a las sanciones ha pedido dinero a sus seguidores.
El director de La Gaceta, Carlos Dávila lo tiene claro: el delito lo comete él pero lo pagan sus lectores. Está pidiendo limosna, menos mal que llevaba una bandera de España, sino parece un rumano gitano pidiendo vendiendo kleenex.

Periodistadigital.com