jueves, 21 de octubre de 2010

''La cadena triste'' obliga a Sálvame a no llamarla ''cadena triste'' porque la ''cadena triste'' se ''entristece''.


"La cadena triste", una de los calificativos más repetidos en Sálvame para referirse a la cadena rival Antena 3, aunque sin nombrarla explícitamente, ha pasado a convertirse en este arranque de temporada en un término absolutamente prohibido en Telecinco.
Belén Esteban, la que más ha repetido el mote, ha tenido que ser reprimida en varias ocasiones por Jorge Javier Vázquez, cuando a la tertuliana se le escapaba de forma natural. "Porque esta mañana en la cadena triste han dicho de mí que...". "Cuidado Belén, ¿te refieres a Antena 3, verdad?", le advertía el presentador.

Telecinco prohíbe usar el término "cadena triste" en sus programas
Al parecer, Telecinco habría dado instrucciones a todos sus programas para que dejen de dirigirse a Antena 3 como la "cadena triste", ni utilicen ningún otro calificativo despectivo hacia cualquier otro canal de la competencia.


Según ha sabido Vertele.com, esta decisión habría venido motivada por la demanda que Antena 3 interpuso este verano contra la productora filial de Telecinco, La Fábrica de la Tele (Sálvame, La Noria, Resistiré ¿vale?), por lo que considera una "campaña de desprestigio"  lanzada contra ella desde los programas Sálvame y Deluxe.
Si bien esta demanda no guardaba relación con el término "cadena triste", Telecinco habría tomado igualmente la decisión de dejar de utilizar esta expresión como una medida preventiva de cara a un futuro pleito.

"Sé lo que hicisteis" y su 'día de la mierda' sentaron precedente
Que Telecinco opte voluntariamente por reprimirse en sus comentarios negativos hacia Antena 3 pone de manifiesto la importancia que parece estar comenzando a dar la justicia a todo que pueda considerarse "competencia desleal" o "denigración de un competidor" entre cadenas de televisión.



El fallo que sentó precedente fue el juicio ganado, precisamente, por la propia Telecinco a laSexta. Recordar que un juez dio la razón a la cadena de Paolo Vasile en su demandapor "competencia desleal" y "denigración" de la cadena en el programa Sé lo que hicisteis, y más concretamente en el famoso vídeo "El día de la mierda" que aludía a la programación de Telecinco. La Sexta ha recurrido ante la Audiencia Provincial.

No sorprende por tanto, que los directivos de Telecinco eviten ser demandados ahora por Antena 3, debido a la misma actitud "desleal" y "denigratoria" que ellos recriminaban a laSexta.

Telecinco no puede referirse a Antena 3 de cara a los espectadores como una "cadena triste" ni laSexta puede acusar a Telecinco de emitir "mierda", de la misma manera que, por poner sólo unos ejemplos, Pepsi no puede anunciarse diciendo que CocaCola "sabe a rayos", ni sería legal que Audi se promocione en sus anuncios asegurando que "los que conducen un Golf son unos horteras".

En definitiva, el pleito de Telecinco contra Sé lo que hicisiteis parece haber servido para marcar las reglas del juego a las televisiones en lo que a la competencia desleal se refiere. El programa que presentan Ángel Martín y Patricia Conde supuso una provocación en el sector al ser el primer espacio televisivo en referirse abiertamente a los programas competidores, en muchos casos con términos negativos que podrían considerarse, cuanto menos, subjetivos.
Porque, ¿qué es la telebasura? A día de hoy existen miles de definiciones, algunas de ellas contradictorias. Es decir, un juez puede considerar que  laSexta se ampara en un concepto abstracto y subjetivo que define un tipo de televisión que alguien considere nocivo, independientemente de que éste sea consumido libre y democráticamente por millones de personas, como es el caso de la oferta de Telecinco denostada por laSexta. De la misma manera, ¿puede demostrar Telecinco que Antena 3 es una “cadena triste”, cuando millones de personas consideran divertidos muchos de sus programas?

Telecinco también fue condenada por injuriar a laSexta en "Becari@s"
Conviene recordar que la Justicia ya dio la razón a laSexta en su "contrademanda" a Telecinco por injurias en un sketch de la serie on line Becarios, lo cual hacía prever que los tribunales fallarían también a favor de la cadena de Mediaset por su demanda a Sé lo que hicisteis, ya que también se basaba en la "denigración" y "competencia desleal".

Un juzgado de primera instancia de Madrid ordenó a quitar de su página web un capítulo de la serie 'Becarios', en el que los personajes utilizaban contra La Sexta expresiones tales como "ladrón", "chorizo", "caradura", "cabrón", "payaso" o "que le den por culo" al mismo tiempo que simulan el asesinato de uno de los personajes de la serie dejando entrever que su autor es un sicario de la cadena de Mediapro.

La Justicia intenta evitar escenarios como estos....

La demanda ganada por Telecinco a laSexta supone que la justicia comienza a considerar los comentarios denigratorios hacia otra cadena como actos constitutivos de delito, sobre todo cuando éstos pueden hacer mella en su audiencia –como fue el caso de Aquí hay tomate, que cayó en picado a partir de las mofas de SLQH.


Si se concluyera que las críticas de Sé lo que hicisteis a Telecinco forman parte de una práctica permitida dentro del ejercicio de la libertad de expresión, tal y como argumenta laSexta, esto podría sentar un peligroso precedente para el resto de medios de comunicación y abrirse las puertas a todo tipo de competencia desleal.

¿Y si los periódicos se insultasen mutuamente en sus páginas?
Por ejemplo, se puede establecer una analogía clara entre las televisiones y periódicos de tirada nacional. El diario El Mundo tiene fama (merecida o no) de ser más sensacionalista que El País. ¿Qué pasaría si los redactores y columnistas del diario de Prisa dedicasen un apartado diario en sus páginas a hablar del "amarillismo" (término similar al de "telebasura") al que recurren sus colegas de El Mundo; a calificar de "patéticos" a sus redactores (término utilizado en SLQH contra los tertulianos de corazón de Telecinco); o a hacer constantes burlas con su director Pedro J. Jiménez como las que hizo laSexta con Paolo Vasile (consejero delegado de Telecinco)?

¿Cuál sería la diferencia entre la “guerra” de laSexta contra Telecinco y la que podríamos ver a partir de ahora entre El País y El Mundo? No parece que haya mucha.

Si se terminase dando la razón a laSexta en este caso, podría aceptarse que una determinada cadena puede erigirse en "árbitro audiovisual" en España para determinar qué tipo de televisión es aceptable o divertida y cuál no lo es. Por poner un ejemplo, esto podría dar pie a que Antena 3, TVE o Cuatro comenzasen a partir de ahora su cruzada particular contra los informativos de laSexta.

De la misma manera que laSexta se ampara en que tiene derecho a expresar que Telecinco ofrece telebasura, ahora esta misma cadena podría emprenderla contra laSexta Noticias, argumentando que “siempre escogen a chicas exuberantes para presentar las noticiarios y que mezclan la información con el humor”, por poner un ejemplo frívolo que podría ser utilizado como excusa para emprender una crítica sistematizada.


Otro ejemplo. Imaginemos que cada día Jorge Javier Vázquez dedicase una sección dentro de Sálvame a comentar los escotes de las presentadoras de informativos de laSexta (con apodos como los que Ángel Martín dedicaba a los conductores del Tomate, "La escotexx" y "Mermelada"...

Pendientes de la demanda de Antena 3 contra la productora de "Sálvame"

Antena 3 ha emprendido este verano acciones legales contra la productora filial de Telecinco, La Fábrica de la Tele (La Noria, Resistiré ¿vale?), por lo que consideraba una "campaña de desprestigio" lanzada contra la cadena de Planeta desde los programas Sálvame Diario y Sálvame Deluxe.

En el anuncio de dicha demanda, que fue leído en directo por Jaime Cantizano en DEC a través de un comunicado, Antena 3 declaraba su "malestar por los acontecimientos de las últimas semanas", en relación a las acusaciones vertidas por entonces en los programas de Telecinco que señalaban a la cadena de Planeta como responsable de montar una supuesta "trama" en contra de Belén Esteban.

La emisora privada denunció que tales hechos "perjudicaban su imagen" y consideraba que Telecinco se está "amparando en la libertad de información" para intentar menoscabar a su máxima competidora.



Esta demanda, todavía en curso, se produjo tras el anuncio que hizo Belén Esteban este verano acerca de sus múltiples demandas "contra todos aquellos que se han inmiscuido en su vida privada", incluida la productora Cuarzo de su ex 'jefa', Ana Rosa Quintana, así como Antena 3, tal y como la tertuliana de Telecinco confirmó en su entrevista en Deluxe de este pasado viernes, para hablar de la infidelidad de Fran.

¿Se acabó la guerra de los "motes" en televisión?
Vertele.com ya se hizo eco en un reciente artículo de esta realidad 'lingüística' que viene de lejos y que, cada vez, está más extendida: la de los diferentes motes o apodos despectivos que unos y otros dirigen a las cadenas.

 'Telecirco', 'Teleteta', 'Telahinco', 'Timocinco' o 'Tetacinco'. Algunos detractores llamaban también a Telecinco  'La cadena enemiga' -por su eslogan de los 90 'La cadena amiga'-, al tiempo que también fuera bautizada como la de las "mamachichos", denominaciones que ya pasaron a la historia por "antiguas".



Los televidentes enemigos de la emisora de San Sebastián de los Reyes, o incluso alguno de los tertulianos de la competencia, han apodado a Antena 3 como 'Depena' o 'Dapena 3'. Últimamente, hizo fortuna otro apelativo que también evoca un estado de ánimo bajo: el mencionado 'La cadena triste'.

En el mentidero de los "motes", Cuatro era conocida hace unos meses como "Los Otros", porque "no saben que están muertos". Además de este chiste de mal gusto, también se utilizó el juego de palabras despectivo 'Cutre". También llamaban 'cuatreros' a sus incondicionales.

El mote de "laSecta" surgió con el nacimiento de laSexta, impulsado por una derecha muy extrema que acusaba a propietarios, ejecutivos y presentadores de la cadena, relacionados con la izquierda mediática (Wyoming), de formar parte de un grupo elitista de amigos y compañeros de viaje favorecidos por el gobierno de Zapatero.

La licencia de emisión para la televisión de Imagina sirvió a su contrarios para bautizarla como la 'la televisión de ZP', otro de los motes extendidos en confidenciales y páginas web de derecha, con más fortuna que otro que también circuló: 'aPexta'.

Sólo uno que podamos rescatar para TVE: 'Telerrisión Española', que también se sirve de un fácil juego de palabras para criticar gestión y contenidos de la cadena pública.

Vertele.com